9 ventajas de usar un patinete para desplazarte

¿Aún no te decides a tener un patinete? ¿No sabes si lo quieres convencional o eléctrico? ¿Te cuesta imaginarte qué uso le darías?

Micro Flex con chico encima

Venimos a contarte por qué nosotros pensamos que añadir un patinete a tu vida la hará mejor. Elijas un patinete convencional o eléctrico hay factores positivos que comparten. ¡Veamos cuáles son!

9 ventajas de usar el patinete como medio de transporte

1. No tienes que buscar aparcamiento

Si hay algo que molesta cuando usas tu propio transporte es tener que buscar dónde aparcarlo. Además se le añaden otros inconvenientes: una posible multa, pagar las horas de parking, tener que dejar el coche muy lejos y llegar tarde.

Si tu propio transporte es un patinete no te sucede esto. Al llevarlo contigo siempre evitarás multas y pagar parking. Y no llegarás tarde al poder moverte con él hasta el lugar exacto.

2. Puedes circular en el centro de tu ciudad

La mayoría de las ciudades están prohibiendo circular con vehículos en el centro debido a la contaminación. Pero esto no perjudica a los patinetes. Si quieres ir al centro de la ciudad, un patinete puede llevarte al punto que quieras.

3. Fácil de transportar y guardar

Un patinete puedes meterlo en cualquier sitio al ocupar poco espacio. Una bicicleta tienes que dejarla fuera cuando entras a un bar. Con el riesgo de que puedan robártela.

Con el patinete no sucede eso, te acompañará en todo momento y a todas partes. Incluso si quieres coger el metro o el bus podrás subirlo contigo. Sin embargo, no siempre está permitido subir una bicicleta en el transporte público de muchas ciudades.

4. Te mantiene activo

Si eliges un patinete convencional estarás haciendo ejercicio cuando te desplazas en él. Sumarás actividad a tu vida y a la de los más pequeños a través del juego.

Si eliges uno eléctrico, tiene otras ventajas. Puedes ir donde quieras sin sudar ni una gota: al trabajo, a una cita romántica, ¡incluso a la boda de tu mejor amiga!

5. Contacto con el aire libre y el sol

Cada vez estamos más encerrados en espacios. Pasamos el día en una oficina, en casa, en centros comerciales… Y cuando nos desplazamos lo hacemos en coche, bus ¡o en metro!

El ser humano no es un topo, necesita aire y sol para gozar de buena salud. El patinete te hará estar en contacto con el aire libre y es justo lo que necesitas al salir del trabajo.

6. Ahorras dinero

Lo mires por donde lo mires ahorras por todos lados. No tienes que comprar billetes de transporte público, ni echar gasolina, ni tickets de aparcamientos…

El gasto que hagas en un patinete lo recuperas en pocos meses. Piensa que no vas a gastar más gasolina, ni bonos del metro, ni pasar la itv, ni llevar el coche al taller…

Si es convencional no tienes que gastar ni un euro más. Si es eléctrico tendrás que recargarlo, pero el coste en electricidad es pequeño, unos 20 céntimos cada día aprox.

7. Respetas el medio ambiente

En materia de contaminación, mejor que coger el coche es coger el bus. Y mejor que coger el bus es coger el metro ¡Pero es aún mejor para el medio ambiente ir en patinete!

Un patinete no emite dióxido de carbono, así que no contaminas nada. Si es un patinete eléctrico su consumo es pequeño, por lo que estarás siendo más sostenible que con bus.

8. Sin esperas

Sacar el coche del parking o ir a buscarlo donde lo aparcaste requiere tiempo. Ir hacia la parada del bus o del metro y tener que esperar a que pase el próximo también.

Un patinete es el transporte más rápido y eficaz. Es fácil de llevar y estará listo para transportarte cuando necesites, sin esperas. Además te dejará justo en la localización exacta. No tendrás que esperar y llegarás más rápido que andando o en transporte público.

9. Te diviertes

Además de todo lo anterior citado, ¡es que encima te diviertes! Montarte en un patinete es como volver a ser un niño el día de Reyes.

Eso sí hay que ser responsable y respetuoso a la hora de conducirlo. Pero sin duda, es una forma muy divertida de moverte y que debes experimentar al menos una vez.

Seguro que muchos de estos puntos no los habías tenido en cuenta. Y probablemente tú descubras muchos más, ¡como que te encanta imaginar que vas en una alfombra voladora!

Si estás buscando un modo sencillo y eficaz para desplazarte, un patinete es la clave. Mientras te decides nos vamos a dar una vuelta con nuestro patinete eléctrico.

Te esperamos allí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *